Saltar al contenido

Hot tub de leña: gran lujo a bajo costo

Todos nuestros hot tub de madera utilizan estufas de leña. ¿Por qué somos tan fanáticos de ellas?

Empecemos con un poco de historia sobre los hot tub de leña.

La idea de los hot tub de leña proviene de Escandinavia, pero cada vez se está haciendo más popular en todo el mundo.

De hecho, las estufas de leña tienen una historia profunda. Representan una evolución de los primeros esfuerzos de los humanos para contener y mantener el fuego. En 1642, una fundición de Massachusetts construyó por primera vez una caja con planchas de hierro fundido con el fin de quemar madera en el interior. A mediados del siglo XVIII, Benjamin Franklin, más conocido como uno de los padres fundadores de los Estados Unidos, inventó la moderna estufa de leña. Se negó a patentar su invención. Desde entonces ha habido una serie de mejoras funcionales y estéticas en la estufa, pero su legado todavía persiste.

Usar un hot tub de leña significa formar parte de esta historia y, además, hay una serie de beneficios estéticos y funcionales. Analicemos algunos de ellos.

Debido a que no necesitas una conexión eléctrica o de gas natural, solo un poco de madera seca, para calentar tu tina, no hay dolorosas facturas de luz.

En lugar de un calor repentino que a menudo se obtiene con la calefacción eléctrica o de gas, las estufas de leña brindan la calidez constante y natural que muchos prefieren.

¿Por qué los jacuzzis de leña son ecológicos?

El suave y susurrante crujido de la madera que se quema es un sonido maravillosamente relajante para escuchar mientras estás sentado en la bañera, quizás después de un día complicado y estresante.

Los hot tub de madera se sienten más auténticos, más rústicos, más cercanos a los ritmos de la naturaleza. Relajarse en un jacuzzi de leña es una excelente manera de liberarse de las trampas de la vida moderna y volver a conectarse con la simplicidad del mundo natural.

Además, el ligero olor a leña quemada hace que te relajes más, un jacuzzi eléctrico no crea esa atmósfera.

Por supuesto que el humo puede ser irritante y dañar el medio ambiente, sin embargo, siempre que la madera esté seca, evitarás estos problemas.

Además, los jacuzzis de madera que queman leña son ecológicos. Así es: La madera es una fuente natural de energía renovable y sostenible. La Comisión Forestal se asegura de que la madera se recolecte de manera responsable sin agotar nuestros bosques.

De hecho, mantener nuestros bosques es muy importante, no solo para satisfacer nuestras necesidades. Son soportes vitales para el ecosistema. El oxígeno producido por los árboles es esencial para la supervivencia de otras plantas y animales del mundo, incluidos nosotros.

 Los bosques proporcionan hábitats para la vida silvestre, creando refugio del viento, lluvia y sombra. Son el pilar de un ecosistema variado y complejo. Los bosques forman parte de la belleza natural del mundo. No podríamos apoyar el agotamiento de este recurso vital. Estamos comprometidos con la salud y la relajación de una manera sostenible.

Es por eso que preferimos las estufas de leña a cualquier otro medio para calentar nuestros hot tub. El CO2 que se libera al quemar la madera no es más de lo que se liberaría si la madera simplemente se pudriera. La energía solar que se ha almacenado para apoyar el crecimiento del árbol ahora se libera. En otras palabras, las estufas de leña son neutras en carbono.

Para aprovechar al máximo tu jacuzzi de madera recomendamos lo siguiente:

Asegúrate de que la madera que utilices esté totalmente seca antes de quemarla. Puedes asegurarte de esto guardando la madera con un año de antelación y apilándola correctamente para asegurarte de que se seque al aire. De esta manera, siempre tendrás un stock de madera perfectamente seca.

El jacuzzi de leña es totalmente autónomo si tienes leña. No necesitas nada mas, solo agua y un poco de madera para calentar el agua.

Limpia la chimenea con regularidad para que no se obstruya con escombros.

Controla la temperatura en la bañera variando el tamaño del fuego, en lugar de, como muchos están tentados tentados a hacer, cargar la estufa al maximo.

La compuerta controla el flujo de aire que entra y sale de la estufa, controlando la velocidad de combustión y el calor de las llamas con la compuerta no es el mejor metodo. Aunque parece eficiente, porque impide que el aire entre en la estufa, en realidad produce más humo, un peligro para la salud y un peligro para el medio ambiente. En cambio, es más eficiente y mejor hacer el fuego más pequeño. Asegúrate de controlar la estufa con regularidad. De esta forma, estás utilizando combustible que de otro modo saldría en forma de humo.

Si te ha gustado lo comentado anteriormente, no esperes más y echa un vistazo a nuestros hot tub rústicos. Después de un día ajetreado y estresante, no hay nada más reconfortante que adentrarse en el calor del agua y escuchar el relajante crepitar de la leña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *